top of page

Devocional: exposición de fotografías religiosas dominicanas en el Museo Freddie Cabral

Por Gustavo A. Ricart, Cineasta

Foto de Adriano Rosario


Visitar el Museo Freddie Cabral es una experiencia íntima y amistosa. En la Exposición Colectiva “Devocional”, abierta al público desde el 25 de Enero, nos presentan fotografías dominicanas con sentimiento de profundo respeto y admiración inspirado en el sincretismo criollo de nuestro folklore y tradición tanto mágico-religioso como católico, mostrando un pastiche de diversas formas de vivir la religiosidad reafirmando lo devoto en nuestras raíces afro caribeñas que fueron crucificadas por los españoles.

Una disposición muy lógica de las obras te guía a iniciar el recorrido desde una perspectiva del folklore mágico religioso de la mano de de María Álvarez, quien con sus fotos del 2006 nos muestra la santería con una mirada triste pero esperanzada en las ofrendas que piden hombres, mujeres y niños en nombre de la virgen, para luego romper con el peso asombroso de lo que es la divina caracterización y exquisito maquillaje de texturas en un Luá Candelo – Papٞá Candelo. Entre cadenas doradas frente a una triada de espejos reflejando otras dimensiones el humo de un hacho prendido que parece hacer alegoría a la frase anglo “smoke and mirrors” que se refiere siempre a la falsedad de las mentiras, una fotografía del 2022 por Hector Carbuccia impresa en lienzo, que nos acerca al llamado de nuestras raíces africanas y sus misterios.


Cuando mi interés en las obras empezó a decaer encontré la sorpresa de una pieza original del maestro Leonardo Durán, un grabado a color de Nuestra Señora de la Altagracia; esta es la única pieza de la exposición que no es fotografía, convirtiéndose así en homenaje y despedida al artista y educador.


Algunas de las imágenes en la exposición muestran la desolación de los cementerios con sus tumbas vacías de esperanza y niños de piedras que yacen bajo un árbol con la ofrenda de dulces que le ofrecen sol sufridos y se comen las hormigas. Llama la atención el plano general de una tumba frente al mar profanada por un huracán, donde un ángel de piedra da la espalda para evitar las ánimas que escapan.


Devocional nos cuenta sobre nuestras raíces negroides y se refiere al proceso de transculturación y mestizaje entre las culturas que nos nombran caribeños de sangre y acento latino.

Las obras podrían considerarse como elementos de revalidación ante una política de negación cultural (sincretismo cultural negativo). A través de las obras de los retratos modernos se notaba también la tensión entre las prácticas colonialistas de las élites locales frente a los elementos silenciados de los pueblos. Es un trabajo de antropología cultural que resalta la asimilación de elementos culturales diferentes mostrando que cuando dos naciones están separadas, pero en contacto frecuente, se crea con el tiempo una cultura que responde parcialmente a ambas a medida en que se van hibridando. Esto también puede ocurrir a la fuerza cuando una cultura conquista a otra.


El sincretismo dominicano comienza a consolidarse desde la colonización de la isla con una mezcla entre aborígenes, españoles y africanos, los cuales introdujeron sus respectivas creencias y culturas para dar como resultado lo que ahora llamamos la cultura dominicana. La mayor aportación del taíno a la cultura dominicana se evidencia sin duda, en el lenguaje… numerosos vocablos forman parte del habla criolla.


Los grupos étnicos que proporcionarán el mayor caudal de rasgos y complejos a la cultura nacional son el español y el africano, con una evidente e indiscutible prevalencia del primero sobre el segundo a pesar de la opinión de algunos sociólogos e historiadores, cuya posición antiespañola los lleva a menospreciar la preponderancia hispánica para encumbrar las influencias ejercidas por los esclavos de distintas naciones africanas.


Las manifestaciones religiosas como la adoración a la Virgen de la Altagracia y de las Mercedes es un aporte netamente español a nuestra cultura, mientras que la santería, la fiesta de palos y las manifestaciones mágico-religiosas son aportes de los negros africanos. Al abandonar la exposición quedó mi inquietud de que los aportes en cuanto a la religión por parte de los grupos aborígenes de la isla son muy escasos.

154 views0 comments

Comments


bottom of page