top of page

El Carnaval Dominicano a través de la fotografía de Mariano Hernández

Por Gustavo A. Ricart

Fotografías: Mariano Hernández


La exposición Carnaval Dominicano, Pasión, Alegría e Identidad, disponible en Galería 360 desde el martes 7 de febrero, se adentra en las tradiciones carnavalescas de comunidades dominicanas a través de la fotografía de Mariano Hernández. Las imágenes de Hernández son estilizadas, coloridas y preciosistas. La propia República Dominicana es un lugar colorido, con sus gentes vestidas de vivos colores y divertida a la antigua usanza.


El carnaval dominicano es una oportunidad para escapar de la realidad. Es una época de alegría y luces, de celebración y baile. En este ensayo sobre el carnaval dominicano a través de la fotografía de Mariano Hernández, intentaré ofrecer una breve historia, un comentario social y una visión personal de esta exposición única.


Hay quienes atribuyen sus comienzos (los del carnaval) a fiestas paganas donde se rendía homenaje a diferentes dioses. Otras personas aseguran que es una tradición cristiana datada de 1520 que precede a la cuaresma y que establecía sus propios rituales. Entre 1822 y 1844 la tradición de llevar disfraces durante las festividades religiosas desapareció debido a la ocupación haitiana. Pero regresó de inmediato cuando el país logró su independencia el 27 de febrero de 1844. Los disfraces dejaron de ser asociados con las celebraciones religiosas y evolucionaron en carnavales, celebrados los tres días antes del Miércoles de Ceniza. Febrero fue establecido como el mes del carnaval dominicano.


Esta colección de fotografías refleja la investigación de Mariano Hernández sobre el Caribe, haciendo hincapié en las procesiones de carnaval dominicano. Ofrece un primer plano de enmascarados sin nombre de Rio San Juan, Santiago, Puerto Plata y otras localidades con costumbres de carnaval particulares y caretas desconocidas revelando toda la gama de actividades transformadoras de nuestras raíces afrocaribeñas.

Hernández, miembro del colectivo “Generación del 80”, comenzó su incursión en la fotografía en 1978 y en 1983 estuvo presente cuando se reanudó el carnaval dominicano luego de haberse suspendido por algunos años, luego de eso siempre siguió los desfiles de carnaval. En 1985 gana el primer concurso nacional de fotografía de carnaval.


“En el ’88 comencé a recorrer el país, el primer lugar al que fui fue a Cabral, Monte Cristi y así a lugares bien apartados. Tratando principalmente una de mis inquietudes, de enseñar mas no los personajes que todo el mundo conoce, sino los personajes que no conocen. Por ejemplo, el carnaval de Rio San Juan casi nadie lo conoce y para mí es uno de los más ricos porque se celebra tres días y todo es sobre el mar…Son cosas que me gusta mostrar, que nadie sabe, que nadie conoce y es dominicano” – Mariano Hernández, 2023.

El maestro de la fotografía de carnaval Mariano Hernández, todavía retiene 15 imágenes que fueron retiradas de la exposición por falta de espacio. Las selectas, fotografías tomadas entre 2005 y 2019, reafirman al carnaval dominicano como una de las fiestas más importantes en la vida de los habitantes de la isla, persiguiendo una reacción en el espectador - ¿Y eso es aquí? La exposición capta una perspectiva local y revela las diferencias culturales a través de tradiciones regionales que se han transmitido de generación en generación.


La importancia de este tipo de trabajo de documentación artística con carácter de investigación de antropología cultural, radica en preservar y transmitir conceptos de identidad propia y diversidad, revelando nuestra cultura popular, a menudo rechazada por los ideales euroscentristas que aquejan algunos que parecen vivir en una burbuja, porque les vergüenza nuestra cotidianidad y romanticismo costumbrista.


“La documentación histórica se saca de muestras físicas de arte” - Según el Profesor Pedro Ureña, lingüista y antropólogo. Siendo así, el arte y esta iniciativa, ofrecen a los historiadores y antropólogos oportunidades colaborativas para preservar nuestro folklore - “Valorizarlo e importantizarlo, exige una conciencia de dominicanidad, una sensibilidad artística privilegiada y un amor por el pais.” - Dagoberto Tejeda, sociólogo.

176 views0 comments

Comments


bottom of page