top of page

Mundo Andrógino


Desde sus inicios el mundo de la moda se ha caracterizado por crear tendencias que llevan a las personas a explorar facetas nuevas de todo su entorno. Parte importante de ese mundo tan popular es utilizar términos llamativos y pegajosos que se graben en la mente de sus consumidores.


Gracias a su necesidad e interés de estar siempre a la vanguardia y como forma de mostrar un tipo distinto de estilo y belleza, la industria de la moda decide comenzar a emplear el término “Andrógino” tomando como base la palabra griega “Androgynos” que era empleada para referirse a una persona que no tenía un sexo determinado y transformarlo a una nueva forma de expresión y tendencia en el mundo del modelaje.


Para la moda el término Andrógino abrió las puertas a un mundo donde se pueden mezclar las prendas masculinas y femeninas sin sacrificar la masculinidad o feminidad de una persona, dando un espacio para jugar con la ambigüedad de las prendas, dejando las ventanas abiertas para infinitas combinaciones en cuanto a vestuario se refiere.


El palabra lleva décadas empleándose, pero a pesar de eso aún recuerdo cuando escuché por primera vez el término andrógino hace ya una década, fue una tarde sentado frente a mi televisor mientras veía una de las tantas temporadas de “American Next Top Model” y automáticamente, a pesar de mi edad, supe que había comenzado una revolución en el mundo de la moda y a todo pulmón puedo decir que no me he equivocado.


En los últimos años los diseñadores se han permitido jugar con siluetas únicas que no representan a un género o al otro, solo están enfocadas en vestir a seres humanos que quieren verse bien y expresarse a través de su ropa. Mientras más avanza la mentalidad de las personas, más crece el movimiento andrógino. Una influencia importante para el avance de esta tendencia es la enorme cantidad de modelos que hoy en día juegan con el espectro de su género o sexualidad, dándole a las nuevas generaciones modelos a los cuales seguir o utilizar como fuente de inspiración.


Esta revolución del mundo de la moda llegó para quedarse, a diferencia de muchas tendencias que nacieron, vivieron y murieron. Creo que el estilo andrógino llegó para quedarse eternamente y aprovecho el momento para invitarte a jugar con tu estilo, porque la moda fue, es y siempre será una forma de expresarte, no importa el estilo que lleves, mientras te sientas cómodo y feliz de como luces nada más importa.


Dentro de los parámetros básicos y las normas de sana convivencia, sé tú y recuerda que para el estilo personal el cielo siempre será el límite.


Texto de: Joel Peralta


16 views0 comments
bottom of page