top of page

No se habla de inclusión

By Ruby Cuevas

En estos últimos meses hemos sido bombardeados por diferentes medios de comunicación con noticias donde se utiliza la palabra "inclusión", pero sin detenerse a especificar qué significa propiamente este término y cómo saber si se está implementando de manera correcta para la acción que ésta requiere.


Inclusión significa: toda actitud, política o tendencia que pretenda integrar a las personas dentro de la sociedad, buscando que éstas contribuyan con sus talentos y a la vez se vean correspondidas con los beneficios que la sociedad pueda ofrecer. Este término es general, viene de incluir, sumar, aportar, sin importar edad, sexo, género o discapacidad; se refiere a que seamos todos parte de un mismo nicho... a eso podríamos llamarle una sociedad inclusiva.


Con esto se tiene que priorizar la integración de los grupos más vulnerados y desfavorecidos que muchas veces no cumplen con ciertos estándares sociales, pero que aun así merecen ser integrados; pensemos en un maestro apasionado por su materia que debe retirarse por alcanzar el máximo de edad permitido; en un niño que no tiene acceso a una educación digna y de calidad porque no puede ver ni escuchar, tampoco puede hacer amigos porque los demás niños no lo entienden; en una señora que quiere ir al parque a disfrutar de una preciosa tarde, pero anda en silla de ruedas y siempre depende de alguien más. Podemos irnos más allá, reflexionar en todas las veces que hemos visto personas con alguna enfermedad mental en la calle dando vueltas sin rumbo, comiendo y vistiéndose de lo que encuentran. La reflexión es primordial para la inclusión, así podemos identificar cuales grupos o sectores de nuestra sociedad necesitan más de nosotros para que estos se puedan incluir y aportar todo lo que tienen para ofrecernos, así lograríamos tener una sociedad inclusiva y no carente en ignorancia colectiva, en la que comprendamos que todos somos importantes.


Para llegar a tal tierra prometida, en donde las barreras de las discapacidades individuales no sean una limitante, debemos iniciar con educar mejor a nuestros hijos, enseñándoles desde la casa a tratar a todos los niños como iguales y que si ven algo en particular que no comprenden, tengan la confianza en preguntarle al adulto más cercano. Por igual, debemos llevar el correcto uso y aplicación de esta palabra a nuestro Congreso Nacional, ya que necesitamos proyectos de ley que beneficien a esos grupos sociales marginados que no se pueden integrar porque no cuentan con un respaldo de la ley.


Necesitamos crear calles inclusivas para los discapacitados, lugares de recreación, empleos y mejores cuidados en los asilos para ancianos... esas son las iniciativas que necesitamos para poder avanzar como sociedad incluyente en donde todos podamos integrarnos. Nuestros funcionarios son los responsables de tener que velar por esto, ellos son nuestros representantes y por ende, nosotros debemos exigirles implementar mejores políticas públicas.

Recordemos que sin importar qué tan buenas intenciones tengamos de querer ayudar al desvalido, para que haya un cambio y efecto, éste debe ir de la mano de nuestros principales dirigentes; ellos mismos deben darse cuenta de la importancia y el poder que tienen para que todo a nuestro alrededor pueda cambiar y ser un mejor país.


De igual modo, la principal inclusión comienza en cada uno de nosotros. Como seres humanos, es parte de nuestra naturaleza vivir en sociedad, siempre tomando en cuenta la habilidad o talento que tiene el otro, ayudándonos a llegar como colectivo a un mismo objetivo.


La inclusión significa eso, ir más allá de lo que los medios llaman "inclusión", que en realidad sería un inclusión tóxica y obligatoria de una ideología que no siempre va a acorde con lo que creemos algunos. Siempre debemos respetar a todos los grupos sociales que quieran alzar su voz cuando éstos se sienten vulnerados, pero nunca debemos olvidar a aquellos que están ausentes de poder realizar actividades básicas cada día y que no tienen cómo sobresalir.


Deberíamos velar por estos grupos sociales que son más vulnerables... esa es la verdadera inclusión de la que no se habla y la de que todos deberíamos formar parte.


457 views0 comments
bottom of page