top of page

"RAFAELA"

Escrito por Robert Rosario

Editado por: Natali Hurtado

Fotos: Cortesía de Clap RD


¿Qué está pasando con el cine dominicano? ¿Será que seguimos dando pasos agigantados o que ya hemos tocado el borde de la consolidación como industria cinematográfica? No es lo que vamos a discutir ahora, solo juzgaré por lo que he visto recientemente y que me ha dejado tan parapléjico y con tanto qué decir que aún no sé por donde iniciar.


"Rafaela" ha hecho que vaya dos días consecutivos al cine a ver una misma película, para saborear y desmenuzar los detalles de una historia conmovedora que nos interpela y que posee un lenguaje cinematográfico que demuestra que en este pedacito de isla el cine ha tomado un carácter más serio y elocuente.


En la pelícual "Rafaela" me he topado con temas y personajes diversos que muestran la realidad que se vive en nuestros barrios dominicanos, donde existe el joven que delinque por diversión, el que lidera la banda, el que sufre, el que roba para comer, el que roba por ambición, el que mata sin contemplación, el que ama y el que tiene miedo. También veremos el que ríe, el que proteje, el que persigue y el que huye, todos juntos en una trama donde se abordan temas sociopolíticos y culturales que no dejan de lado la lucha de poder, el aborto, la violencia intrafamiliar, la sexualidad, el maltrato al menor, las adicciones, la honestidad, el engaño, el asinamiento, los sueños rotos y el amor de madre e hija. Esta historia hace que nos cuestionemos y miremos desde otro punto de vista a esa persona aparentemente dura y áspera que también tiene sentimientos y que cualquier traición puede provocar su fragilidad y detonar acciones que dañen a terceros.


Con una excelente dirección de arte, buenas actuaciones, iluminación acertada y secuencias increíbles, "Rafaela" ha captado mi atención a un nivel que puedo recordar detalles específicos en escenas cruciales para la trama, como el sonido de las moscas, la lluvia, los gemidos, la exhalación, los disparos y hasta las estocadas de un puñal. Una de mis escenas favoritas es donde se hace la transición de niña a mujer, en la que el cambio de color de un tono sepia a uno más claro es notorio, con una estética trabajada delicadamente en la que se lleva el espectador a dar un salto en la línea temporal.


Me impactó la escena final, que me deja una historia abierta pero bien contada donde podría especular que hay más de "Rafaela" y que alude a una posible segunda parte. "Rafaela" tiene ciertamente algunas cosas para mejorar pero me demuestra que esta película cuenta con un nivel elevado de producción y dirección que coloca a la República Dominicana al nivel de altas producciones internacionales.


Termino con esta frase que me caracteriza y que siempre digo, “El arte no se toca, te toca”... "Rafaela" ha tocado esa parte sensible en mí.

153 views0 comments

Comments


bottom of page