top of page

Carta de la Tierra

Updated: Jan 12, 2020



Querid@ hij@: Sabes que desde hace unos años mi estado no ha sido el mejor. Como sabes, me he estado deteriorando gradualmente. Sin embargo, últimamente mis condiciones han sido críticas. En estos últimos 10 años he experimentado cambios alarmantes en los 4 aspectos cruciales para mí: He tenido fuertes resequedades, extremas condiciones de temperatura. Una parte de mí ha muerto sin la posibilidad de volver a renacer.


Pero no te escribo para contarte como he empeorado, sino para pedirte tu ayuda, porque te necesito para poder continuar sobreviviendo y mejorar. ¡Si! ¡Necesito de ti! Fíjate, mis condiciones han empeorado por la falta de conciencia de unos cuantos, la insensibilidad y el poco cuidado que han tenido conmigo. La poca disposición de algunos en adaptarse al cambio y a la preservación de los recursos, ha ocasionado todo este revuelo. Hay daños que lamentablemente ya no se pueden remediar, sin embargo, no todo está perdido. Necesito que me ayudes a salvar lo poco que queda antes que sea demasiado tarde.


¿Qué cómo puedes ayudarme?


Lo más importante para mí es que promuevas el cuidado de mis recursos; que, con tus acciones, sumes esfuerzos a los que ya han cambiado el chip en sus vidas y han adoptado una cultura ecológica, en favor de preservarme. De seguro ya has escuchado muchas recomendaciones en las redes y en los medios, pero puntualmente quiero pedirte que no contamines los suelos ni los ríos, evita el uso desmedido del plástico y utiliza con consciencia cada uno de mis recursos, en especial el agua, ya que es algo que se puede agotar pero que aún podemos salvar.


Finalmente, quiero pedirte algo más si no es mucho: contribuye con la educación de las futuras generaciones promoviendo una cultura en valores. Enséñales la importancia de cuidar y preservar lo que tenemos actualmente.


Muéstrales como me he ido deteriorando con el pasar del tiempo, y esas especies que ya lamentablemente han muerto: león marino japonés, pájaro carpintero con pico de marfil, tigre de Tasmania, Guacamayo de Spix (el que inspiró la película “Río”).


Muéstrales también las que están a punto de desaparecer si no accionamos ya. Recuérdales esa frase que dice que nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde.

Para terminar, quiero darte las gracias: ¡Sí!, te doy gracias porque sé que intentarás hacer algo diferente. Quiero agradecerte por los esfuerzos que ya has invertido para salvarme. Gracias por tu empeño, tu interés en cuidarme, tu afán desmedido en que las cosas cambien y preservar mis recursos. Gracias por llevar un mensaje de reflexión y promover mi protección.


Gracias por todo lo que has hecho y seguirás haciendo por mí, por ese gran amor que tienes hacia mí. Te prometo que seguiré resistiendo y luchando por sobrevivir. No sé qué tanto más pueda soportar, pero prometo dar todo de mí para que tus esfuerzos no sean en vano y tengan frutos.


Con todo mi amor hacia a ti, te saluda con un fuerte abrazo...Tu Madre Tierra.

7 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page